AI

RIS-PACS WEB VS PCHR: To go?

Written by admin November 8, 2017 0 comment

La diferencia entre un acceso remoto al RIS-PACS y un portal unificado de la información del paciente Personal Controlled Health Record (PCHR):

 

La integración en algunos casos de un portal web de cada hospital o Clínica para que los pacientes ingresen a ver sus imágenes (Patient Portal) es una extensión sencilla pero poco práctica en realidad para los pacientes.

Si bien el desarrollo de los RIS-PACS tiene muchos en sus últimas versiones la posibilidad de acceder remotamente desde la Web a la intranet de la IPS, para que sus pacientes accedan a sus imágenes; en realidad consiste en un acceso remoto. Donde las imágenes corresponden al paciente pero estas no pueden ser modificadas, administradas, o complementadas con otros estudios que quiera adjuntar o completar el mismo paciente.

Más aún, si el paciente toma sus estudios en varias clínicas a lo largo de sus controles o evolución, al final terminaría con varios accesos a portales de diferentes clínicas -cada una con su propio acceso con sus propias claves-, y además sin ordenamiento lógico de los estudios, ni posibilidad de invitar a sus médicos o familiar a tener un acceso completo de su información e imágenes diagnósticas.

El paso lógico para poder acceder a una herramienta de verdadera unificación de todos los estudios del paciente y que sirva como base para la inteligencia artificial ya sea individual o grupal no puede estar desagregada por accesos remotos a cada institución.

Apesar de la limitante de las imágenes disponibles con acceso remoto, un valor especial de los acceso remotos a RIS-PACS para los pacientes consiste en que de ahora en adelante no requieren de un cd para poder descargar o transferir los estudios a su propia nube personal de información médica controlada del inglés Personal Controlled Health Record (PCHR).

 

En Colombia ya existen algunos lugares que están evitando la entrega del CD por el portal de paciente virtual, como mecanismo de transporte de imagen, sin embargo el acceso por parte del paciente debe ser enviado a una nube final donde es el lugar de acceso a todas las imágenes y reportes independiente del hospital donde se realizan.

 

La importancia de estar enfermo para la nube.

 

Uno de los puntos más importantes en el transporte y acceso de la imagen por fuera del hospital es que los pacientes no ingresan (o sus médicos tratantes) a revisar la imagen muchas veces porque el reporte dice “normal” o si lo hacen tan solo una sola vez para verificar el reporte. En ese caso, el acceso del portal genera para el hospital más gastos y más exigencias de conectividad y responsabilidad que beneficios frente al CD-rom. Ya que debe mantener un acceso a un estudio que probablemente no vaya a ser abierto sino una sola vez.

 

De quién son las imágenes?

 

En otros países las regulaciones mantienen las imágenes en los sitios donde se realizaron y el paciente puede pedir una copia paga o gratuita según la legislación.

En EEUU por ejemplo, de 50 estados en 21 de ellos las imágenes e información médica pertenece al hospital y el paciente puede pedir copia de ella ( por ejemplo en California, Texas o Florida), mientras que otros estados no hay legislación clara (e.g. Alabama, Nueva York, Illinois), por lo que muchos de los estados tienen leyes específicas que tratan de cómo los proveedores deben mantener, proteger sus registros, así como las leyes que dan a los pacientes, proveedores y otros involucrado en salud acceso a los registros médicos, independientemente de la política del estado.

 

Sin importar la legislación estatal para los pacientes en todos los estados protegen muchos derechos con respecto a sus registros médicos bajo las Reglas de Privacidad y Seguridad de HIPAA.

 

En países como Colombia la constitución es clara en darle la pertenencia de las imágenes, como parte de la información médica a los pacientes y pone en modalidad de “custodio” a las clínicas y hospitales quienes deben velar por mantener un archivo médico disponible por muchos años según la ley, de manera que siempre disponibles para el paciente en caso de requerir una copia o de sus imágenes.

En el caso de las información médica antes de la era digital, se requerían áreas físicas de almacenamiento de folders en papel; ahora con la era digital se limita a generar una copia en que se le imprime al paciente. Ley 23 de 1981 (Art. 34) – Resolución 1995 de 1999 (Art. 1), “la Historia Clínica es un documento privado, sometido a reserva, que sólo puede ser conocido por terceros, previa autorización del paciente o en casos previstos por la Ley”.

Así mismo según la Sentencia T-182/09 – Corte Constitucional: “para pacientes fallecidos, así como del que no se encuentre en condiciones de autorizar a sus familiares por su estado de salud mental o físico, la historia clínica sólo puede ser conocida por el grupo familiar de primer grado de consanguinidad, cumpliendo con los requisitos establecidos por la ley”.

 

Sin embargo en el caso de las imágenes, en razón con el tamaño de los archivos que ocupan es mucho más difícil poder asegurar la copia para entregarlas de manera instantánea en especial cuando ha pasado mucho tiempo desde la fecha de realización del estudio.

 

La llegada de la inteligencia artificial: El poder las APIs

 

El éxito de la disponibilidad de las imágenes en sistemas con capacidad de conexión por medio de aplicaciones para programación, abreviada como API del inglés: Application Programming Interface, (API), permite integrar en la nube de imágenes funciones y procedimientos para ser utilizado por otro software como una capa de abstracción o medida. Lo que se considera una clara ventaja de las Personal Controlled Health Record (PCHR).

La llegada de la “inteligencia de la máquina” desempeña un papel esencial en el campo de la imagen médica, que si bien inició como diagnóstico asistido por ordenador, permite a grandes colecciones de imágenes poder realizarles segmentación de imágenes, registro de las mismas, fusión, terapia guiada y mejor aún anotación directa sobrede imágenes y recuperación de bases de datos para reemplazar el papel impreso de los reportes pasivos en radiología.

Con los avances en la imagen médica en Personal Controlled Health Record (PCHR) con APIs es posible que el médico obtenga comparaciones más adecuadas o que pueda encontrar similitud o sugerencias de los algoritmos de aprendizaje de la máquina, como por ejemplo un razonamiento automático para tomar decisiones de diagnóstico o una mejor comprensión por parte del usuario final de las decisiones de diagnóstico basadas en inteligencia artificial (IA).

Poder realizar anotaciones automáticamente puede mejorar el poder expresivo del reporte de imágenes radiológicas asistida por IA y puede aprovecharse para construir una poderosa herramienta para extraer sistemas de diagnóstico asistidos por ordenador con el potencial de mejorar la eficiencia de los sistemas de recuperación y exploración de imágenes radiológicas tanto del paciente como de la población.

Un ejemplo práctico sobre el concepto de mantener unificadas las imágenes e información del paciente hoy en día, sobre un Personal Controlled Health Record (PCHR), puede permitirle a una neumólogo extraer con IA las comparación y evolución de múltiples Tomografías Axiales Computarizada (TAC) de un solo paciente, que se puede filtrar y comparar dinámicamente sobre un grupo de pacientes vistos por el mismo neumólogo frente a un medicamento, o frente a una población mayor de otros especialistas en Colombia o en otras partes del mundo.

El futuro de la nube de la información médica para cada paciente es más poderoso en tanto se mantengan alimentada una sola nube de información (PCHR), y los accesos Web de los actuales sistemas de RIS-PACS de cada pacientes deben permitir extraer e interconectar en el mejor de los casos (vía API) las imagénes diagnósticas de manera automatizada, para obviar el paso de entrega de CDs y carga de imágenes a la nube.

 


 

En esta tabla a continuación se describe las principales diferencias entre un acceso Web de RIS-PACS y un sistema en la nube de información médica controlada para pacientes.